Condiciones de cultivo

Un panorama general sobre cómo las condiciones de cultivo afectan a las decisiones de compra:

Muchos no se dan cuenta de los riesgos que enfrentan los agricultores productores de pasas de uva durante toda la temporada del cultivo y la cosecha. Aun en la región más óptima del mundo para la producción de pasas de uva, la Madre naturaleza puede decretar éxito o catástrofe.

En las primeras etapas de la temporada, los agricultores enfrentan el riesgo de las heladas de primavera, una gran amenaza para los cultivos. A medida que avanza la primavera, el granizo puede dañar o destruir grandes partes del cultivo.

Durante el verano, el clima seco y caluroso ayuda a desarrollar los azúcares naturales de las uvas. Sin embargo, demasiado de algo bueno puede ser malo: el calor excesivo amenaza con detener el desarrollo de las uvas e incluso puede dañar el cultivo.

Ya en el otoño, las uvas sin semillas se cosechan y se colocan en bandejas en el viñedo para desecarlas y obtener pasas de uva. Durante esta época de cosecha, la lluvia representa la mayor amenaza para el cultivo. Normalmente se tarda aproximadamente de dos a tres semanas de clima caluroso, seco y soleado en septiembre para convertir las uvas verdes en pasas de uva, pero con cada día de septiembre que pasa, la amenaza de lluvia aumenta.